viernes, 10 de junio de 2016

PICATOSTES

  Hace unos días mientras el carnicero me preguntaba si el hígado que estaba comprando me lo preparaba para ponerlo encebollado, le respondí  que no porque no ténia cebollas en casa. A su comentario, "Al ajillo también está muy rico" tuve que contestar con un  "Pero tampoco tengo ajos" 
  Nada más decirlo me di cuenta del grado de abandono y desorganización en el que había cáido -de hecho,  estaba haciendo una compra de última hora porque no tenía comida preparada  ni demasiado tiempo para ello cuando llegara a casa.

  Va siendo hora de recuperar las buenas costumbres y organizar compras, planificar menús y cocinar y congelar para no volver a verme en esa situación  Y ya que vuelvo a meterme en la cocina, va siendo hora también de retomar esta otra que también tenía abandonada. 

  Creo que fue la emisión de la primera temporada del Ministerio del Tiempo el que me trajo a la memoria los picatostes y decidiera prepararlos para desayunar un domingo. 





  Los ingredientes son muy sencillos:
  1.  Pan del día anterior
  2. Aceite para freir
  3. Azucar para espolvorear
 En primer lugar partimos el pan en rebanadas de un cierto grosor. Mientras tanto, ponemos  el aceite en la sartén y lo calentamos.

  Cuando ya haya alcanzado temperatura, freimos el pan con cuidado de que no se queme. Lo sacamos y lo ponemos sobre papel absorbente para escurrir el exceso de aceite. Finalmente s epasa al plato o la fuente, se espolvorea con azucar (yo le añadí también canela ) y a disfrutar del desayuno. 



sábado, 31 de enero de 2015

Ensalada "a lo que haya"


  Hace unos días preguntaban en el blog Directo al paladar que hacíamos con el pollo de hacer caldo. Bueno, uno de los usos que yo le doy es emplearlo para esta ensalada.


  Tan solo tenéis que mezclar la lechuga (a mí me gusta la de hoja de roble, sola o mezclada con otra); el pollo, desmenuzado en trozos no demasiado pequeños; zanahoria en tiras -ayudaros del pelador de verduras; nueces; uvas pasas  y, para terminar, gajos de mandarina o trocitos de naranja. Salpimentáis y aliñáis con una vinagreta -le va muy bien la de miel o de mostaza. 

Ensalada de pollo y naranja
Si no os gusta la zanahoria cruda, podéis  cocerla y luego partirla en trocitos. También podéis sustituir la naranja por mango o melocotón natural o en almíbar. Si ralláis un poco de naranja le daréis un toque cítrico que le va muy bien. 



  Hay veces, muchas veces, en que te apetece cenar algo pero no tienes ninguna gana de cocinar. Puedes recurrir a las latas de conserva e improvisar una estupenda tosta o... puedes preparar una ensalada como esta.

   Una base de lechuga (de nuevo hoja de roble, pero podéis poner la que queráis), unos tomates secos en aceite (los últimos que me quedaban de mi compra siciliana) que partí en trocitos, unos corazones de alcachofa, (podéis dejarlos enteros o partirlos a la mitad), un poco de queso de cabra. Salpimentáis y aliñáis con el aceite de los tomates.


Ensalada de tomates secos y queso de cabra
Las imágenes no hacen ninguna justicia a las ensaladas (No iban a ser recetas "de blog" e hice las fotos justo un momento antes de ponernos a comerlas) pero os aseguro que están muy, muy ricas. Animaros a hacerlas.  

lunes, 26 de enero de 2015

Naranjas gratinadas

Estamos en invierno y las naranjas   están siempre presentes en nuestro frutero; ya sea para tomarlas enteras o disfrutar de un rico zumo recién exprimido.   La receta que os traigo hoy es una manera distinta de saborearlas; como tantas otras, está sacada de Los postres de Reyes

   Tan solo necesitáis:
1 naranja por persona
Canela en polvo
Azúcar moreno


  Partís cada naranja  en dos; espolvoreáis cada una de las mitades con un poco de canela en polvo y azúcar moreno y lo metéis en el horno a gratinar durante unos cinco minutos. Una vez pasado ese tiempo lo sacáis y listo para comer.

  Si queréis y no van a tomarlo niños,  podéis añadir un chorrín de brandi, oporto o algún otro licor. Incluso podéis flambearlo. Es una buena idea si queréis servir las naranjas como postre de una comida -en ese caso, incluso podéis añadir una bola de helado, junto a ellas.

Very easy!

domingo, 18 de enero de 2015

Lombarda con manzana

  La lombarda morada  es una verdura de invierno y además uno de los platos que no faltan nunca en la mesa familiar en Nochebuena. Es típico también de la cocina alemana por eso no me sorprendió cuando en una de las comidas, durante el viaje, venía como guarnición en un plato de salchichas. Lo que si me causó asombro que la persoan a la que iba destinada el plato  confesara que no sabía lo que era ya que nunca lo había visto.
 La que hoy os traigo es una receta alemana, sacada del libro de cocina Bon Apetit que viene (o venía) con las ollas AMC (también alemanas). Es muy sencilla de preparar y está francamente buena.

 Ingredientes para cuatro personas: 
media lombarda (equivale más o menos a 600/750g)
1 o 2 manzanas (mejor si son un poco ácidas)
sal y pimienta
6 clavos

1 cebolla pequeña
 vinagre y azúcar según gusto


  En primer lugar, se  lava la lombarda, se parte en cuartos y se le quita el tronco (es ahora cuando yo  la lavo). Se parten los trozos en juliana, poniéndolos a continuación en la olla. Se mezclan con las manzanas ralladas, añadiendo el vinagre, azúcar, sal y pimienta. Los clavos de olor se ponen en la cebolla pelada y se añade también.  Se deja cocer a fuego moderado durante unos 40 a 50 minutos

  Es una guarnición estupenda para platos de carne de cerdo (solomillo, chuletas, lomo ... o salchichas alemanas) Pero también funciona como un estupendo primer plato.

domingo, 11 de enero de 2015

Pastel de puerros y champiñones

  A principios de diciembre estuve en Berlín, en viaje de "mercadillos navideños". La comida alemana, o al menos la berlinesa,  es bastante contundente; incluso aquellos platos más ligeros. Un día que quería algo más liviano y pedí una sopa, me encontré con que era muy sabrosa pero también bastante contundente.

  Las carnes suelen venir acompañadas de guarniciones de verduras -el famoso chucrut, bonísimo- y de patatas, que cocinan de mil maneras diferentes y todas ellas exquisitas.  Precisamente fue un comentario sobre eso lo que me hizo recordar este plato que hacía muchísimo que no hacía. 

  Los ingredientes son la mar de sencillos y económicos. Para cuatro personas necesitaréis:

Puerros (3 o 4)
 Champiñones (1/2 kg
Aceite
 Patatas  (o un sobre de puré de patata para hacer)
Mantequilla
Leche
Sal, pimienta, nuez moscada.


  Poned en una sartén o una olla baja, un poco de aceite a calentar. Mientras  tanto, limpiad y partir en rodajas finas los puerros. Echadlos a la sartén y dejad que se vayan haciendo.  Cuando ya lleven un rato, añadid los champiñones, que habréis laminado previamente.  Salpimentad y dejadlos que se vayan haciendo a fuego lento. 

  Si vais a usar el puré de patata en sobre, seguid las instrucciones del fabricante (suelo añadir un poco menos de agua de la que indican). Enriquecedlo con un poco de mantequilla, nuez moscada y pimienta; incluso podéis añadir una yema de huevo.

  Como tenía muchas patatas decidí hacer el puré casero. Puse a cocer las patatas (el tiempo dependerá de la calidad y tamaño de las mismas. Para saber si están, el mejor método es el de pincharlas). Una vez cocidas, las pelé y las machaqué (como no tengo el aparato para ello, me tuve que arreglar con un tenedor. Como consecuencia, quedó con un aspecto algo más "rústico").,. Le añadí un poco de mantequilla, nuez moscada y pimienta y además, para darle un poco de cremosidad, un poco de leche.  Era la primera vez que lo hacía así que no sé si esta es la forma correcta de hacerlo. 

  El último paso del plato es el montaje: Ponéis en un molde o una bandeja que pueda ir al horno, los puerros y los champiñones, cubriendo bien toda la superficie. A continuación, lo cubrís con el puré de patata. Por último, añadñis un poco de queso parmesano o de otro tipo y lo metéis en el horno a gratinar hasta que esté doradito.

  Es un plato sencillo, facil de preparar -sobre todo si recurrís al puré de sobre -y que puede ser una estupenda opción. También es una receta  apta para los menus de "tupper".